Patricia Pintos

Patricia Pintos

La especialista del Centro de Investigaciones Geográficas de la Universidad Nacional de La Plata, Patricia Pintos, advirtió sobre el impacto ambiental que producen las urbanizaciones en la cuenca baja del Río Luján y los canales agropecuarios clandestinos.

Consultada por RU, la geógrafa indicó que “hay 65 urbanizaciones del tipo Nordelta que ocupan 9.200 hectáreas de suelo y que, al estar tan próximas al cauce, modifican la morfología del lugar generando un obstáculo al drenaje natural”.

“De esta manera no sólo se destruye el humedal, sino que también se produce una transformación producto del relleno del terreno. El humedal es un ecosistema que forma parte de régimen del río y sirve en la amortiguación de las inundaciones y de las sequías”.

“El cambio climático se está haciendo presente pero es claro que el agravamiento de las situaciones de la naturaleza viene dado de la mano del hombre. Los canales clandestinos, por un lado, el avasallamiento de los humedales en la cuenca baja, por el otro, complejizan mucho más el panorama”, sostuvo.

 

Foto: Mercedesonline

Compartir en: