Rolf Pfeifer disertará en el Planetario

Rolf Pfeifer disertará en el Planetario

Lo hará sobre robótica e inteligencia artificial y tomará un tiempo para mencionar los alcances de Roboy, un proyecto de robot humanoide en el que trabaja en el Laboratorio de Inteligencia Artificial de la Universidad de Zurich.

¿Pueden los robots y las máquinas elaborar razonamientos y pensar tal como lo hacen los seres humanos? ¿Es posible crear humanoides capaces de desarrollar sentimientos? ¿Cuál es el límite entre la realidad y la ficción? Parte de las respuestas a esas esas preguntas conforman la conferencia «Soft robotics – la próxima generación de máquinas inteligentes», en el Planetario de la Universidad Nacional de La Plata.

El investigador es considerado uno de los máximos exponentes mundiales en materia de robótica e inteligencia artificial. Es profesor del Instituto de Robótica y Procesamiento Inteligente de la Información de la Universidad de Shanghai Jiao Tong (China), y de la Universidad de Osaka (Japón). Además es miembro del “Comité de Tecnología en Inteligencia Artificial» de Zurich, e integrante de directorios de varias empresas de inteligencia artificial y robótica.

Cofundador del Centro Nacional de Competencia en Robótica de Suiza, es un pionero en los campos de la «inteligencia artificial integrada» y la «robótica suave», conceptos que han tenido un impacto decisivo en el desarrollo de la inteligencia artificial y la robótica. Su libro «Cómo el cuerpo da forma a la manera en que pensamos», ha sido publicado en 5 idiomas.

El concepto de “Inteligencia Artificial” (IA) comenzó a utilizarse a mediados de los ’50 en el campo de la informática para referirse a la capacidad de crear y desarrollar máquinas inteligentes, especialmente programas de cómputo inteligentes. Desde entonces, la ciencia ha alcanzado importantísimos avances para lograr que robots y máquinas en general puedan emular tanto el pensamiento como el modo de actuar de los seres humanos.

Su robot Roboy, dotado de 48 músculos, es capaz de hablar, reproducir gestos e imitar al hombre en sus movimientos y funcionalidad. Además, a diferencia de lo que ocurre con la mayoría de los robots, sus articulaciones no dependen de pequeños motores. Lo que hace tan especial a Roboy es que, para ser más humano, fue dotado de tendones y músculos artificiales.

Actualmente, Pfeifer trabaja en el denominado proyecto «Robolounge», a partir del cual se están logrando avances inéditos en simulación del cerebro humano y su funcionamiento. Uno de los objetivos del proyecto es lograr que los robots puedan hacerse cargo del bienestar de los propios usuarios. La iniciativa promete revolucionar el mundo de la inteligencia artificial y la robótica, y achicar aún más los límites entre la realidad y la ficción cinematográfica.

La conferencia de Pfeifer en el Planetario de la UNLP se realizará el miércoles 22 de abril a las 15 horas y estará dirigida a investigadores, especialistas y apasionados en el tema. Será abierta y gratuita, y contará con traducción simultánea. Estarán presentes, asimismo, Presidente de la UNLP, Raúl Perdomo, y el Embajador de la Confederación Suiza, Hanspeter Mock.

Los interesados en asistir al evento deberán realizar una inscripción a través del formulario electrónico.
Esta actividad es organizada por la UNLP a través de la Secretaría de Relaciones Institucionales y autoridades del Planetario Ciudad de La Plata y la Embajada de Suiza en Argentina.

Compartir en: