Condenas perpetuas en la causa de la contraofensiva montonera / Edgardo Ignacio “Edy” Binstock: «Es la primera vez que se juzga al área de inteligencia de la dictadura»

Escrito por el 11 junio, 2021

El Tribunal Oral Federal N° 4 de San Martín condenó a prisión perpetua por homicidio con alevosía, privación ilegítima de la libertad y tormentos agravados a cinco de los seis acusados por delitos de lesa humanidad en el juicio de la causa denominada “Contraofensiva Montonera».

Para dialogar al respecto, radio Universidad de La Plata entrevistó a Edgardo Ignacio “Edy” Binstock, licenciado en Sociología, que ocupó diversos cargos en la gestión pública y que fue militante en la Juventud Universitaria Peronista (JUP) en los ’70 y en la Organización Montoneros. «Es un juicio que se vino trabajando desde hace muchísimos años. Se comprometieron muy fuertemente un grupo de familiares, sobre todo hijas e hijos de los compañeros detenidos desaparecidos. El juicio se inició en abril de 2019. Yo brindé testimonio en octubre de ese año. Dentro de lo que son los juicios, salió bastante rápida la sentencia. Hubo una transmisión masiva del juicio y eso fue bueno. La particularidad que tuvo es que se juzgó al área de inteligencia, que nunca se la había juzgado, además, se dictaminó que fueran a cárcel común, muchos estaba en prisión domiciliaria. Y otra particularidad es que sean dados de baja de la fuerza a la que pertenecen, que sean exonerados, que en general eso no sucede», expresó.

Binstock remarcó además que «todos los secuestrados, los asesinados, los detenidos desaparecidos, eran militantes de una organización política, no fueron trasladados a un centro de detención en el cual había militantes de distintas organizaciones, trabajadores que eran delegados gremiales y que no estaban adscriptos a una organización política o familiares. Nuestros compañeros y compañeras fueron reivindicados no solo como víctimas, si no como luchadores resistentes a la dictadura», y recordó además su paso por la denominada «Guardería Montenera», que «fue en realidad un Hogar, en La Habana, porque iban a los círculos infantiles, a la escuela, y ahí estuvieron los hijos de nuestros compañeros que entraban y salían del país. Eran todos muy chiquitos, porque nosotros éramos muy jóvenes, de bebés a 7 u 8 años. Fue una experiencia impactante y para nosotros era un compromiso para que los padres estuvieran tranquilos, porque la dictadura operaba en el exterior, pero no en Cuba, y eso les daba tranquilidad.

La entrevista:

 


AM-vivo

AM 1390

Canción actual

Título

Artista