EL CONGRESO APROBÓ EL ETIQUETADO FRONTAL

Escrito por el 27 octubre, 2021

La Cámara de Diputados convirtió  en ley el proyecto de etiquetado frontal de alimentos, ideado para advertir a los consumidores sobre los excesos de grasas, sodio y azúcares en los productos. El proyecto sumó 200 votos a favor; 22 en contra y 16 abstenciones. Se registraron 18 diputados ausentes al momento de la votación. La sesión contó con la intervención de más de 70 diputados que participaron de la primera reunión presencial tras la aplicación de la metodología de trabajo mixto.

Al abrir el tratamiento del proyecto, la presidenta de la comisión de Legislación General, Cecilia Moreau, perteneciente al bloque del Frente de Todos, afirmó que «el Estado argentino no va a mirar para otro lado». Por eso, marcó la importancia de destacar la información en las etiquetas de los productos alimenticios, debido a que en la actualidad muchas «son ilegibles».

Liliana Schwindt, también del Frente de Todos, ponderó la ley como un «hito para consumidores y usuarios», pero también «para la producción alimentaria argentina». «Esta ley es poner en lo más alto a los consumidores, que hace años reclaman información clara, precisa y veraz», dijo.

Por su parte, la tucumana Beatriz Ávila, perteneciente al Frente de la Justicia Social, manifestó que el etiquetado color «negro remite» a una idea negativa, y sostuvo: «Esta ley de etiquetado frontal, tal como está, va a generar más pobreza y mayor desempleo para la región. Creo que todos los diputados de la región debemos unirnos y hacer una mejor ley, que no deje las economías regionales».

Por el Frente de la Concordia Misionero, Flavia Morales expresó que «a la provincia de Misiones hay cuestiones que le afectan con la yerba y el té, pero vamos a acompañar la ley y esperamos que en la reglamentación pueda arreglarse».

La diputada de Juntos por el Cambio Brenda Austin, integrante de la Unión Cívica Radical, mostró su optimismo en cuanto a la aplicación de la normativa pues «derriba mitos». La legisladora  destacó que logró no «haber caído en la grieta», sino que se ponderó la «defensa» de los derechos de la población.

En cambio, la diputada del PRO Carmen Polledo cuestionó la iniciativa y sostuvo que se debe «pensar en un sistema de etiquetado integral y completo». Dijo que por ese motivo se propuso en un dictamen «una alternativa que cumpla con el propósito de modificar los hábitos alimenticios».

El cierre del debate, estuvo a cargo de la kirchnerista Florencia Lampreabe, quien destacó: «Esta ley es una herramienta de soberanía alimentaria. Detrás de lo que consumimos, está también el modelo de producción que alentamos. Para poder decidir primero hay que saber, una condición que hoy se encuentra empañada porque las empresas no van de frente y ocultan información básica”.

LAS REPERCUSIONES DEL ETIQUETADO FRONTAL EN LA SOCIEDAD

La aprobación de la iniciativa fue celebrada por diversas organizaciones. Se trata de organismos de las Naciones Unidas, entidades de la sociedad civil y funcionarios nacionales al destacar que se trata de «un hito histórico» y una «herramienta vital» para garantizar el derecho a la información de la población.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura consideró que la norma consiste en «un hito histórico para la mejora de la alimentación y en la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes».

Otra de las organizaciones que sumó su beneplácito a la aprobación de la normativa fue Amnistía Internacional Argentina. En las redes sociales, representantes de la organización afirmaron que  «con más información, tenemos más herramientas para decidir».

Desde la Unión de Trabajadorxs de la Tierra expresaron que con esta ley «avanza la soberanía alimentaria en la Argentina» y sostuvieron que «ahora vamos por la #LeyDeAccesoALaTierraYA».

La Organización No Gubernamental ambiental Eco House definió la aprobación de la norma como un «gran paso». «La malnutrición por exceso de grasas/azúcares afecta de forma diferenciada a los grupos más vulnerables», dijeron los representante de la entidad. Y agregaron que cuando no hay reglamentación de estos mecanismos de difusión de información es cuando «hay más posibilidades de obtener alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas, que comidas nutritivas».

El defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, definió como «un logro histórico» y pidió al Ejecutivo «una rápida reglamentación» para que «los efectos positivos» de la norma «puedan vislumbrarse en la Argentina». Para el funcionario, esta ley es una herramienta indispensable . Martello expresó que «también se viene registrando resultados alentadores en México y Uruguay, donde se llevaron a cabo grupos focales con niños y niñas de entre 10 y 12 años y adolescentes de 15 a 18 años, entre quienes se comprobó que los octágonos negros tienen altos niveles de comprensión».

DETALLES DE LA NORMATIVA

El proyecto advierte a consumidores sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías, a partir de información clara, oportuna y veraz.

Está dirigido a fabricantes, fraccionadores y envasadores que distribuyan, comercialicen o importen, que hayan puesto su marca o integren la cadena de comercialización de alimentos y bebidas de consumo humano, en todo el territorio de la República Argentina.

Los alimentos y bebidas envasados y comercializados en la Argentina deben colocar leyendas como «Exceso en azúcares», «Exceso en sodio», «Exceso en grasas saturadas», «Exceso en grasas totales», y/o «Exceso en calorías». En caso de contener edulcorantes, el envase debe llevar una leyenda precautoria, por debajo de los sellos de advertencia, con la leyenda: «Contiene edulcorantes, no recomendable en niños/as». Si contiene cafeína el envase debe presentar una leyenda precautoria por debajo de los sellos de advertencia con la leyenda: «Contiene cafeína. Evitar en niños/as».

El sello adoptará la forma de octógonos de color negro con borde y letras de color blanco en mayúsculas. El tamaño de cada sello no será nunca inferior al 5% de la superficie de la cara principal del envase. No podrá estar cubierto de forma parcial o total por ningún otro elemento. En caso de que el área de la cara principal del envase sea igual o menor a 10 centímetros cuadrados y contenga más de un sello, la autoridad de aplicación determinará la forma adecuada de colocación de los sellos.

Se exceptúa de la colocación de sello en la cara principal al azúcar común, aceites vegetales y frutos secos.

Se veda que los alimentos y bebidas que contengan algún sello de advertencia incorporen en sus envases información nutricional complementaria, logos o frases con el patrocinio o avales de sociedades científicas o asociaciones civiles, personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas, etcétera. Se prohíbe toda forma de publicidad, promoción y patrocinio de los alimentos y bebidas envasados con al menos un sello de advertencia que esté dirigida especialmente a niños, niñas y adolescentes. Se impide resaltar declaraciones nutricionales complementarias que destaquen cualidades positivas y/o nutritivas de los productos. Se deniega incluir personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, elementos interactivos, la entrega o promesa de entrega de obsequios, premios, regalos, accesorios, adhesivos, juegos, descargas digitales, o cualquier otro elemento, como así también la participación o promesa de participación en concursos, juegos, eventos deportivos, musicales, teatrales o culturales. Se condena la promoción o entrega a título gratuito de productos con octógonos.

El Consejo Federal de Educación deberá promover la inclusión de actividades didácticas y de políticas que establezcan los contenidos mínimos de educación alimentaria nutricional en los establecimientos educativos de nivel inicial, primario y secundario del país. Los alimentos y bebidas que contengan al menos un sello de advertencia no pueden ser ofrecidos, comercializados, publicitados, promocionados o patrocinados en los establecimientos educativos del Sistema Educativo Nacional. El Estado nacional priorizará las contrataciones de los alimentos y bebidas que no cuenten con sellos de advertencia.

Se encomienda al Poder Ejecutivo la reformulación del texto del Código Alimentario Argentino a efectos de adecuar sus disposiciones a la presente ley.

 

PORMENORES DE LA SESIÓN

La sesión de Diputados supuso más de 20 horas de debate. En el marco de la misma se aprobó un conjunto de proyectos. La sesión especial comenzó el martes al mediodía y concluyó hoy a la mañana cerca de las 9. El tratamiento del proyecto de etiquetado frontal, el primero en abordarse, comenzó con una demora de más de tres horas debido a que varios legisladores presentaron pedidos de apartamiento del reglamento para incluir otros temas. Si bien esas peticiones en su totalidad fueron rechazadas, se mantuvo el temario acordado entre los bloques políticos pero el debate puntual de esa iniciativa comenzó cerca de las 16.

La sesión fue observada por diferentes organizaciones de la sociedad civil que abogaron por la aprobación ley.

El dictamen de mayoría que fue aprobado supone la incorporación en el frente de los envases de los productos ultraprocesados una etiqueta con forma de octógono negro con letras blancas que advierta el exceso de nutrientes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías. Además, establece que los productos que contengan entre sus ingredientes edulcorantes o cafeína tendrán que informar que su consumo no se recomienda en los chicos y chicas.

Si bien el tema central de la sesión fue etiquetado frontal de alimentos, los diputados aprobaron además y giraron al Senado un proyecto que establece la creación de un programa nacional de cuidado de niños, niñas y adolescentes. La iniciativa fue sancionada por unanimidad de los presentes, con 226 votos que fueron aportados por el Frente de Todos, Juntos por el Cambio, los Interbloques Federal y de Unidad para el Desarrollo, Movimiento Popular Neuquino, Acción Federal y el Frente de Izquierda.

En el marco de la sesión, los diputados aprobaron además por amplia mayoría un proyecto que propone crear una coordinación interministerial de aplicación de políticas transversales para mejorar las condiciones de vida de las personas en situación de calle. El proyecto, con media sanción, fue girado al Senado.

Igualmente, los diputados convirtieron en ley el proyecto de ingreso y egreso de tropas del territorio nacional para participar del Programa de Ejercitaciones combinadas durante un año. La iniciativa fue aprobada por 192 votos a favor y 2 negativos.

Esta mañana se aprobaron los proyectos de un régimen jubilatorio para trabajadores vitícolas y una reforma del Estatuto del Contratista de Viñas y Frutales vinculado específicamente a la indemnización y pago de salarios que percibe el empleado.

Asimismo, los diputados sancionaron un proyecto orientado a disminuir las cargas tributarias de las entidades sin fines de lucro como bomberos voluntarios, clubes de barrios, fundaciones, organizaciones comunitarias y micro empresas.

Los legisladores también convirtieron en ley un proyecto que propone un régimen de promoción de la ganadería ovina y de llamas, con una asignación presupuestaria de 850 millones de pesos. El plenario legislativo votó esta iniciativa con el respaldo del Frente de Todos, Juntos por el Cambio, los interbloques Federal y de Unidad y Equidad para el Desarrollo, Acción Federal y Movimiento Popular Neuquino, en tanto fue rechazado por dos legisladores de izquierda.

Finalmente, se aprobaron dos convenios internacionales y un conjunto de proyectos sobre transferencias de inmuebles a distintas provincias, de los cuales cuatro de esas iniciativas tuvieron sanción definitiva, mientras que ocho fueron girados al Senado. Los proyectos se aprobaron en una sola votación que tuvo 179 votos afirmativos, 0 en contra y 4 abstenciones.

 

 

 

 


AM-vivo

AM 1390

Canción actual

Título

Artista