Historias de trabajo 15

Historias de trabajo 15

Cecilia Sanz es licenciada en Informática, analista en Computación y doctora en Ciencias de la Facultad de Exactas de la Universidad Nacional de La Plata. Dirige la Maestría y la Especialización en Tecnología Informática Aplicada en Educación de la Facultad de Informática. Entre los temas de docencia e investigación aplicada que desarrolla, se encuentran: la informática en contextos educativos; los juegos serios; y los paradigmas de interacción persona-ordenador y sus posibilidades en escenarios educativos. En particular, investiga sobre la interacción tangible y la realidad aumentada. Es simpatizante de Gimnasia y Esgrima de La Plata.

¿Cómo se compone tu familia?

Mi marido, que se llama Luciano. Y tengo dos hijos. Santiago de nueve, y Ema, que tiene siete.

¿Tu familia ampliada, las personas con las que te relacionás habitualmente?

Tengo mis hermanos. Tres hermanos mayores. Y mi mamá, que ya está grande. Y bueno, después, tengo a mis suegros, mis cuñados, sobrinos. Sobrinos que están todos en edad de facultad.

¿Y amigos?

Tengo amigos de la primaria, de la secundaria, de acá de la facultad. Me suelo ver con mis compañeras de la secundaria. Con mis compañeras de facultad también. No te digo muy seguido, pero uno intenta mantener la relación. Y con los compañeros de trabajo también. En general, nos reunimos.

¿Cuáles mencionarías como los hechos más importantes de tu vida?

El haber conocido a mi marido. El nacimiento de mis hijos. El haber hecho el Doctorado. La experiencia de haber viajado afuera con el Doctorado. Algunos viajes que me impactaron mucho. Haber hecho turismo aventura. El comienzo de la escolaridad de mis hijos. Mi infancia.

¿Cuáles son los hechos de la actualidad que a vos te movilizan en una discusión o en un debate o en una charla con otras personas, en cuanto a medios de comunicación o debate institucional?

En general, todo lo que tiene que ver con la educación, que es una preocupación constante, porque trabajo en este ámbito. Todo lo que tiene que ver con la vida de las personas en general, me moviliza. El sufrimiento de la gente o la tensión de la gente por cómo se vive. Todas estas cuestiones son movilizantes. Después, cuestiones que  tienen que ver con la vida académica. Cómo se llevan adelante determinadas cuestiones de la vida académica. Me interesa participar con el desarrollo del Posgrado, concretamente acá. Son cuestiones en las que me involucro. El desarrollo de las carreras. Este año tuve una experiencia de evaluación de carreras de grado que también me pareció interesante.

¿Hacés deportes?

Sí. Hago clases de estiramiento. En general siempre tuve alguna actividad física. En algún momento, cuando estudiaba la carrera, hacía natación. Y clases de gimnasia en el agua.  Después dejé, por la cantidad de actividad que tenía. Y no lo podía mantener. Y entonces empecé a tomar clases de estiramiento. Alguna vez también hice yoga. Cosas que me ayudaran a relajarme un poco.

¿Sos hincha de algún club de fútbol?

Sí. De Gimnasia. Toda la familia es del Lobo, salvo mi mamá que es de Estudiantes.

¿Tenés algún grupo de militancia o pertenencia política actual o pasada, en algún momento te interesaste por la política?

No. Salvo haber participado en el centro de estudiantes en la secundaria, no.

¿Las principales líneas de investigación que se desarrollan en la Facultad o en tu grupo de investigación?

En el LIDI (Laboratorio de Investigación y Desarrollo en Informática), en donde yo trabajo, hay tres grandes proyectos. Por ejemplo, uno que está orientado al procesamiento concurrente, paralelo, y cómo hacer más efectivo o más eficiente el funcionamiento de los sistemas en términos de tiempos de ejecución, performance, etc. Son tres proyectos grandes donde hay varias líneas de investigación dentro de cada una. Por ejemplo, dentro de ese proyecto que te comentaba, hay cuestiones de procesamiento de imágenes. Después, de ese proyecto se desprendió otro que tiene que ver con todo lo que es data mining, que es un tema también de mucha actualidad. Y de hecho se abrió una carrera vinculada a estos temas. Después, hay otro proyecto que tiene que ver con Ingeniería de software en escenarios híbridos y dentro de ese proyecto hay un subproyecto, donde yo trabajo, que es el de tecnología aplicada a escenarios educativos. Y después hay líneas vinculadas a temas de robótica, que abarcan diferentes aplicaciones. Así, hay variedad de temas dentro del propio instituto. Y después hay otros laboratorios de investigación en la facultad que abordan otras temáticas. Dentro del proyecto de tecnología informática en educación, nosotros tenemos ejes de trabajo. Y hay un eje en el que particularmente me estoy dedicando en los últimos años, que tiene que ver con paradigmas de interacción persona-ordenador emergentes. Entonces, hay todo un trabajo que estamos haciendo en una línea, que es la de interacción tangible, donde en vez de utilizar un mouse, un teclado, dispositivos de entrada convencionales, se usan objetos del entorno. Tenemos una mesa interactiva donde, suponte, yo tengo este celular, lo apoyo sobre la mesa y eso hace que la aplicación, que está por detrás, genere una acción. No ya ingresando un dato con el teclado o haciendo click con el mouse, sino con el uso de objetos que se apoyan sobre una mesa interactiva. Estas formas de interacción se están usando para hacer juegos educativos. Es novedoso. Y por otro lado, trabajamos bastante el tema de la formación de recursos humanos. Hay una chica que está haciendo el Doctorado con beca CONICET (Comisión Nacional de Investigaciones Científicas).

¿Cómo definirías la relación actual entre informática, información y entretenimiento?

Yo creo que es una buena combinación. Hoy en día se habla de juegos serios. Se piensa en  juegos cuyo objetivo principal no es el entretenimiento. Pero el entretenimiento sigue siendo un valor de juego. Porque para eso están los juegos. Y los juegos serios ponen el foco, por ejemplo, en un objetivo educativo. Entonces, esa es una buena combinación de las tres. Nosotrxs trabajamos este tema como tema de investigación. Tenemos un becario que está estudiando juegos, juegos serios, para la autoevaluación de los alumnos. Y desarrolló un jueguito de celular que se llama Desafiate. Donde el juego presenta aventuras en distintas islas. Y cuando llegás a las islas, te hace preguntas que tienen que ver con autoevaluaciones que los docentes generaron en un entorno virtual de enseñanza-aprendizaje. A partir de esas autoevaluaciones genera las aventuras del juego. Hicimos bastantes pruebas este año. En primer año, como entrenamiento. Más que como entretenimiento, como ayuda a los chicos, para que ellos se autoevalúen, para ver cómo están para los exámenes. Medimos motivación. Usamos instrumentos estandarizados que miden motivación y también se analizó el estrés del estudiante durante ese proceso de autoevaluación. Y en general, todos los alumnos percibían que el proceso de autoevaluación es estresante. Les parece que autoevaluarse, y más con la presión de tener un docente delante o un sistema preparado por el docente, les parece estresante. Pero cuando trabajaron con el juego dijeron que percibieron que se olvidaban que se estaban autoevaluando y respondiendo preguntas. Con lo cual, los resultados nos motivaron a seguir mejorando. Nos hicieron varias propuestas. Por ejemplo, nos dijeron que les gustaría, cuando les hacían determinada pregunta, poder desafiar a un compañero. Como una dinámica lúdica para incorporar. Por eso retomando tu pregunta, creo que es una buena combinación. Está creciendo y cada vez se valoran más los espacios informales de aprendizaje donde la persona aprende a través del juego que elige, y sin querer está aprendiendo al mismo tiempo. Y eso es una cosa que se está capitalizando e incorporándose a los espacios de educación formales. Pensá que con una actividad lúdica uno puede tener como una experiencia de aprendizaje diferente. Motivadora. De hecho, en el Posgrado, en la Maestría que dirijo, tenemos ese tipo de experiencias. Algunos de los espacios que decidimos proponer consisten en sesiones de juego. Y a través del juego, se aprenden conceptos. Considero que es algo que debe explorarse más.

¿Alguna vez tuviste alguna situación de discriminación o violencia directa o indirecta asociada a tu condición de mujer en tus ámbitos laborales?

No. Valoro fuertemente que esto nunca me haya ocurrido. Cuando empecé la facultad, desde el segundo año, ya tuve propuestas, convocatorias, siempre me sentí valorada. La verdad es que el espacio de la facultad es un espacio que yo quiero mucho. Me parece que en ese sentido, se deja que se trabaje a la par, que no hay discriminación a la mujer. No lo digo porque trabajo acá. Sino porque realmente me ayudó mucho desde lo personal y desde lo profesional el ámbito de trabajo de esta facultad.

¿Si tuvieras que difundir información que tenga que ver con tu ámbito de desempeño, tanto en el campo de la docencia, como de la investigación o a nivel político vinculado con la dirección de la Maestría, que pudieras difundir en la radio, en Radio Universidad, qué información te interesaría y si se te ocurre algún formato o alguna idea?

En primer lugar, sí. Hay dos carreras, la Especialización y la Maestría en Tecnología Informática Aplicada a Educación, que me parece que son espacios ricos para invitar a los docentes a que se puedan acercar o a conocer las propuestas. Por otra parte, difundir todas las cuestiones que hacemos de articulación escuela media-universidad. Hemos hecho a través del Programa Nexos, algunas acciones con escuelas secundarias. También tengo participación en un proyecto de la Comisión de la Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires, donde se trabaja en estas cuestiones de capacitación a docentes. Y en particular en estas cuestiones de tecnología, como realidad aumentada, realidad virtual, interacción tangible. Así que son temas que me interesa difundir, junto con todas las acciones que se hacen. Los juegos que estamos diseñando. En general, como tenemos esta hipótesis, esta concepción de que la combinación de tecnología, educación y entretenimiento, es una combinación que favorece los procesos educativos, cuando es bien lograda, por ello trabajamos en el diseño de juegos con distintos paradigmas de interacción. Tenemos algunos que son de realidad aumentada, otros que son de interacción tangible. Y ahora estamos trabajando en un juego de realidad virtual con gente de Ciencias Económicas en el marco de un Proyecto de Extensión de Ciencias Económicas, que también está bueno, que se llama Huellas Patrimoniales. En realidad, los chicos de Económicas vinieron a pedirnos ayuda con el desarrollo de aplicaciones de realidad virtual. Y ahí empezamos a hacer una aplicación que es un juego, que presenta patrimonios culturales, y patrimonios en general, de la Argentina, para acercarlos a chicos de barrios carenciados. Los chicos trabajan con una ONG (Organización No Gubernamental) y entonces la idea es, con tecnología de bajo costo, y con celulares que aportamos, hacerlos participar de este juego, donde se presenta un recorrido. Por ejemplo, el primer recorrido que estamos haciendo ahora es de las Cataratas del Iguazú. Es un recorrido por el parque con imágenes que los chicos de Económicas fueron a tomar a Misiones. Y dentro de ese recorrido hay un microjuego donde de repente te encontrás con un tótem y tenés que responder preguntas. Y vas juntando huellitas a lo largo de ese recorrido. Después, ellos quieren trabajar un eje que tiene que ver con la flora y fauna del lugar. Entonces, un problema que es muy puntual de la zona de las Cataratas es que la gente tira basura y los animalitos comen de esa basura y hay problemas con la fauna de la región. A través de los juegos, de los microjuegos, se presentan y abordan estas problemáticas. En el recorrido virtual por ejemplo, se presenta un coatí en silla de ruedas, porque los autos de la ruta lo pisaron. O aparece un animal que tenía dolor de panza porque comió basura que no fue arrojada adecuadamente en los cestos de basura. En parte del recorrido la persona tiene que ir juntando basura y ubicarla en los cestos correspondientes. O tiene que poner carteles para que no pasen los autos por determinados lugares. Se trabajan estas problemáticas desde lo lúdico y desde esta cuestión de involucrarse o estar inmerso en el propio ambiente a partir de esta simulación de realidad virtual.

 

 

Compartir en: