¿La industria genera más puestos de trabajo que el agrícola?

¿La industria genera más puestos de trabajo que el agrícola?

Por Ernesto Mattos / Economista (UBA). Docente e investigador FCEUBA-CCC-CESO. Los cambios económicos en la etapa del Neoliberalismo, como etapa superior del Liberalismo definido por Feinmann, evidencian una alianza de sectores económicos agro-financieros y monopolios y oligopolios manufactureros, pero el predominio cultural que
sustenta esta etapa superior del Liberalismo son: el atleta de las 3PM y somos el campo. Un tercer actor cultural se relaciona directamente con alimentos y bebidas, mientras todos discuten lo caro de la comida, está claro que un control de precios sería el único punto en el cual consumidores y empresarios dirían que no funcionaria. Estados Unidos tenía su oficina de control de precios en la década de 1940 1 . Entre el control de precios y la libertad de fijar el precio, no hay nada.

Estas expresiones culturales son expresiones de la construcción de imaginarios, sectores que engrandecen a la nación y otros que son pérdida de tiempo, pero ninguna nació de un repollo. Somos el campo proviene desde la constitución del Estado Nación y emergió en 2008 para disputar la política económica, el atleta de las 3PM, aunque parece reciente, uno podría remontarse al manejo de bancos públicos en manos de los mercaderes británicos y luego el emblema estadounidense del Citibank abriendo sus puertas en 1921 sellaron la alianza anglo-norteamericana del sistema financiera. Aunque tiene su parte criolla como cuenta la novela, La Bolsa, publicada en el diario La Nación en los años 1890, los atletas de las 3PM, de aquellos años, jugaban con los valores inmobiliarios como forma de obtener
ganancias. Tampoco hay que olvidar que el Banco Central emerge como proyecto del Banco de Inglaterra para el año 1935. El tercer actor, alimentos y bebidas, producto de industrializar alimentos, toma relevancia y ocupa centrales empresarias para coordinar las políticas económicas e influenciar el destino de la Argentina. Por ello la tensión se resume en caramelos y hierro ¿Qué es más fácil fabricar? Como buenos hombres de la Bolsa trataron siempre de seguir los caminos dulces, la plata dulce –película emblema de la timba financiera entre 1976-1983-, producir hierro ¿Para qué? Si podemos hacer lo que mejor sabemos hacer y podemos importar lo demás, será está, la máxima doctrinaria de muchos economistas que creen que el liberalismo, perdón, su etapa superior, nació con ellos y que nunca existió ensayos de economía desreguladas.

Es paradigmático, una neoliberalismo periférico que se subordina ante la primer potencia del globo, realismo periférico lo llamó alguna vez Escude. Esa subordinación no es ideológica, no es comprender el proceso estadounidense y adaptarlo, ni siquiera es adoptarlo. Lo que me hace recordar otra frase: no es personal, es simplemente negocios. Son los negocios de la divisa en el exterior, la exportación de productos agroalimentarios que incluye a una parte de la industria (Molinos, Arcor, Ledesma, PEPSICO, KRAFT) –caramelos- y excluye a la que fabricaba hierro. Estas ramas son la agroindustria, y durante el 2004 y 2008 escuchamos la frase que el empleo generado por cadenas agroindustriales llegaba al 35% del total de ocupados. Esto era celebrado y difundido como mérito en ello radicaba su importancia.

Pero el norte parece no acordar por completo con esta idea fisiócrata de la periferia. Siendo el sector agropecuario el productivo entre los sectores económicos. Desde el otro lado de la línea del ecuador la Administración Trump puso en cuestionamiento los subsidios que otros países aplican a productos que se podrían fabricar en la tierra de la libertad y la democracia.

Primer caso, China, se está investigando la importación de hierro que para Estados Unidos es una cuestión de seguridad nacional. Otro cuestionamiento es la exigencia que realiza el gobierno chino 2 a las empresas extranjeras a transferir tecnología a sus subsidiarias y socios locales. Poniendo sobre la mesa el tema de la propiedad intelectual. Tema crucial en los tratados de libreo comercio. No obstante, con Canadá fijará aranceles compensatorios entre
3% y 24% y recaerán sobre cinco exportadores de madera canadiense 3 . La pregunta que recorre los Estados Unidos es ¿Tiene la manufactura el mayor multiplicador de empleo para la economía doméstica? La vinculación hacia atrás (o el efecto multiplicador) muestra cuánto producto adicional se genera por el valor de la demanda final de un dólar para cada industria. Cada dólar en ventas finales de productos manufacturados soporta $ 1,33 en la producción de otros sectores-este es el mayor multiplicador de cualquier sector. Las plantas de fabricación, por lo tanto, tienen un impacto poderoso y positivo en el desarrollo económico 4 . Mientras acá adoptamos las ideas de un tal Llach (Ver imagen) porque si le va bien al campo nos va bien a todos, se van dando las condiciones para un debate sobre los convenios colectivos de trabajo de los restantes sectores industriales de la vieja etapa del hierro.

1 http://chequeado.com/recuadro/los-controles- de-precios- como-parte- de-un- abordaje-antiinflacionario

2 https://www.cronista.com/financialtimes/Estados-Unidos- analiza-arancelar- productos-chinos- por-
practicas-comerciales- injustas-20170804- 0062.html

3 https://www.cronista.com/financialtimes/Trump-arancela- importaciones-de- madera-y- lacteos-desde-
Canada-20170426- 0017.html

4 https://piie.com/blogs/realtime-economic- issues-watch/does- manufacturing-have- largest-employment-
multiplier-domestic

Compartir en: